Eso no Vale, Rompe el Bolsillo nada Más

Monedas MundialesEl título de este post es una frase que oí hace dos días en la calle. Iba de camino al trabajo, y de repente oigo el ruidito de una moneda que cae al suelo, seguido de la frase: Eso no vale, rompe el bolsillo nada más. La moneda era de 2 céntimos de euro, si no me equivoco; la persona que la tiró era un chico de unos veintipocos años, que suele estar siempre a la salida de un supermercado vendiendo números para el sorteo diario de una conocida organización.

Enfrente del chico, sentados en un banco, había un pequeño grupo de señores mayores, que también suelen estar siempre por allí. Uno de ellos le dijo al chico algo así: Oye, ¿por qué tiras eso?; y de ahí vino la respuesta del chico: Eso no vale…

Yo estaba a dos o tres metros, pasé junto a ellos, pensé por un momento, cogí mi bolígrafo y la libreta que utilizo para el trabajo, y apunté la frase…iba a escribir este post con ella. ¿Por qué? Porque desde hace años soy de los que suele apartar las monedas de 1 y 2 céntimos de euro, y echarlas a un lado, las meto en un bote o las voy amontonando por ahí. No sé si es manía, hobbie o ganas de amasar una fortuna :). Lo que sí tengo muy claro es que esas pequeñitas monedas que tanto molestan a algunos, tienen valor, y hacen ricos a otros muchos.

Antes de que se me quede en el pensamiento, y no lo escriba, también soy de los que se agachan a recoger estas monedas cada vez que veo una en el suelo. Sí, otra manía, hobbie o lo que sea, pero me inclino, la cojo, y la guardo en mi bolsillo, a mí todavía no me ha roto el bolsillo ninguna de ellas.

Para cualquier persona común, guardar y almacenar monedas de 1 céntimo o 2, no le va a llevar a la riqueza. Pongamos un simple ejemplo:

Guardas 10 monedas de un céntimo todos los días durante los 365 días del año; con lo que al final del año tendrás 3.650 céntimos, lo que viene a ser 36,5 euros.

Bueno, bueno, con unos 36 euros puedes pagarte un pequeño capricho, como un almuerzo para dos o una prenda de ropa.

Ahora bien, si en lugar de una persona, es una empresa o compañía, la que se dedica a “guardar” monedas de este tipo, ya el asunto empieza a tomar otro color. Otro ejemplo:

La empresa “guarda” al final de cada día, 1.000 monedas de 1 céntimo de euro. Al final de cada año, después de sus 365 días, la compañía tendrá por ahí guardados 365.000 céntimos de euro. Resultado, 3.650 euros. Ya es otra cifra, ¿no? Ya os digo yo, que hay muchas empresas que se agachan al suelo a recoger más de mil o dos mil monedas de estas que rompen los bolsillos.

No sé si he transmitido o no la idea que tengo en mi mente. Siempre he tenido pensamientos de este tipo, tan nítidos como que 1 euro son 100 céntimos, y que cada de uno de ellos tiene el valor real que le hemos otorgado. Entonces, ¿por qué hay que tirarlos como si no sirvieran de nada?

No recogí del suelo la moneda que tiró el chico al suelo, en ese momento pensé que era suya, y lo que no es mío, no lo quiero. Si la hubiera cogido, imagino que tampoco le habría molestado, a lo máximo habría dicho cualquier otra frase y hubiera soltado alguna sonrisa; y los señores mayores del banco quizás habrían dicho: En mis tiempos éramos pobres y no teníamos ni una moneda!!

¿Qué opinas tú? ¿Eres de los que tiran al suelo las monedas de céntimos, ó de los que se agachan a recogerlas?

Fuente Imagen: Picardo2009

Eso no Vale, Rompe el Bolsillo nada Más
Vota este post