Lo Quiero Todo, Lo Quiero Ahora

Empezar un post por un título sin saber exactamente que vas a escribir. Esto es lo que estoy haciendo. Lo Quiero Todo, Lo Quiero Ahora, es una frase que apunté a lapiz en un pequeño cuaderno que tengo donde apunto ideas para escribir luego artículos para el blog, o cualquier cosa que se me venga a la cabeza. Debería aprovechar más ese pequeño blog y apuntar tantas y tantas ideas que se me pasan por la cabeza durante cualquier día normal.

Hace poco estaba escribiendo un post sobre música que me motiva o hace sentirme más animado, y tenía en la pequeña lista de canciones, I Want It All, de Queen y la canción dice algo así como: Lo quiero todo, y lo quiero ahora. Bueno, ahora que me doy cuenta, me comí la “y” en el título; tampoco es algo importante para lo que quiero transmitir con este post.

Muchas veces, quizás la mayoría, queremos tener todo, y todo al mismo tiempo; pero eso no es lo peor del asunto, sino que también la mayoría de las veces lo queremos al instante, lo queremos ahora. ¿Nos beneficia esto es algo?, ¿es bueno para nosotros quererlo todo y quererlo ya?.

Quererlo todo a lo mejor no es tan malo, ser ambicioso y querer lograr nuestros objetivos en el campo que sea, no tiene que ser negativo. Pero siempre digo, y es una frase que he utilizado mucho en muchas ocasiones: No se puede tener todo en la vida. Siempre careceremos de algo, podremos tener un área de nuestra vida muy llena, y otra media vacía o vacía por completo.

Pero lo peor de todo no es quererlo todo, sino ser impacientes y quererlo rápido. Nada en la vida se consigue de la noche a la mañana, ni en el plano personal, ni en el profesional, ni en cualquier otro plano. Todo requiere su tiempo, su maduración, y debemos tener paciencia y frialdad en el buen sentido de la palabra, para saber esperar a que nos lleguen las cosas.

Todo esto son reflexiones personales, quizás un poco abstractas, que vienen derivadas tanto de lo personal, como del aspecto profesional. Se mezclan cosas materiales, personales, mentales, morales, económicas, profesioanles…y algunas veces caigo en el ansia, y pienso hacia mia adentro de la forma: Lo quiero todo, lo quiero ahora. Pero pronto me doy cuenta que lo puedo querer todo, pero no puedo tener todo en la vida, y que tampoco lo puedo querer ahora, porque las cosas nunca llegan ahora, sino cuando tienen que llegar, y que tengo que tener paciencia y seguir por el camino que voy, y si cambior de camino es porque me va a llevar a algo mejor, o diferente, quién sabe.

Estos son mis pensamientos  de hoy, un poco incoherentes, un poco incompletos, pero míos.

Y tú, ¿lo quieres todo, y lo quieres ahora?, o ¿sabes conformarte con lo que tienes, y ser paciente?

Fuente Imagen: Andres Ghiorzo

Lo Quiero Todo, Lo Quiero Ahora
Vota este post

2 Comentarios

  1. CW febrero 2, 2013