Mi Vecino Toca la Guitarra

Tengo un vecino que todos los días sobre las 8 de la tarde toca la guitarra española; siendo sincero, no lo hace muy bien, y para saber eso no hace falta tener mucho oído musical, te lo digo yo que parezco un Orco cantando, jajajaja. Siempre repite las mismas canciones: la de Cumpleaños Feliz y alguna canción típica de estas tierras Canarias. Este señor lleva así unos 8-9 meses, y suelo escucharlo durante 15-20 minutos, no más. ¿A qué viene todo este cuento, no? ¿A quién le importa si me vecino toca la guitarra o el clarinete? 🙂 Ahora vas a saber por qué te cuento esta historia.

tocar la guitarra española                   Derechos de foto de Flickr

El llevar tanto tiempo escuchando a esta persona día tras día toca la guitarra, ha hecho que en algún momento me parace a pensar y sacar similitudes como el mundo de los blogs, aunque también se puede extrapolar a cualquier otro ámbito. El punto crítico que me hizo reflexionar fue el ver (oir en este caso), que mi vecino no avanza en su aprendizaje de tocar la guitarra.

¿Por qué toca la guitarra y aún no ha aprendido?

Ya han pasaso 8-9 meses y todo sigue igual, las mismas melodías, el mismo tono desafinado, los mismos fallos, el mismo compás. ¿Qué le pasa a esta persona para que siga en el mismo punto donde empezó? Se me ocurren unos cuantos motivos para “justificar” su estacamiento:

1.  Nunca ha tomado clases particulares. Mi vecino nunca ha aprendido de nadie (o a esa conclusión llego yo), nunca ha recibido unas clases o nociones por alguien que tenga una formación en guitarra clásica española o que al menos se dedique a ello. Quiero decir con esto, que mi vecino desde un principio se ha puesto a prácticar sin nadie que lo ayude a mejorar.

2.  Le dedica poco tiempo. Por normal general, suelo escuchar el sonido de la guitarra al menos durante unos 15-20 minutos al día. Sí es cierto que al menos lo hace como mínimo 4 días a la semana, pero 15 o 20 minutos me parece una cantidad de tiempo muy reducida como para conseguir avances con un instrumento musical como la guitarra.

3.  No se ha preocupado por aprender y mejorar por sí solo. Siempre le escucho tocar las dos mismas canciones, ¿no ha podido conseguir partituras de otras canciones? ¿Y si usara Internet para descargarse algún curso sobre guitarra en vídeos? A lo mejor hay varias formas de aprender a tocar la guitarra sin tener que tomar clases con un profesor, ¿no?

4.  La guitarra no es lo suyo. Hay que ser sincero, o tienes esa facilidad o don para tocar la guitarra, o no la tienes. Parece ser que mi vecino no tiene ese don….no me gusta ser malo, pero es la verdad! 🙂 También es cierto que el esfuerzo y la constancia pueden suplir a lo innato.

5.  Mi vecino no tiene verdadero interés por aprender. Pues lo he llegado a pensar, viendo que han pasado tanto meses y se encuentra casi en el mismo punto que cuando empecé a oirlo, me hace creer que igual no tiene mucho interés por aprender a tocar la guitarra. Igual se entretiene/divierte 15-20 minutos al día y ya está, su aspiración no pasa de ese límite. Se conforma con eso.

Vale, ¿pero qué tiene que ver una guitarra con un blog?

una guitarra y un blog

Tanto hablar del vecino con la guitarra, pensarás si estás en el  blog correcto o te has equivocado  al llegar aquí. Pero todo tiene su sentido, y si estoy escribiendo este post es por algún motivo. Aunque parezca mentira, de esta historia he podido sacar unas cuantas lecciones que puedo aplicar a este blog, y estoy seguro que también puedes aplicarlas al tuyo. Vayamos otra vez punto por punto, pero ahora cambiaremos la guitarra por el blog.

1.  No haces o recibes formación de pago. Aunque Internet está lleno de humo y basurilla en temas de formación en lo que se refiere al mundo de los blog, sí es cierto que si buscas bien por la red y hablas con otros compañeros que tengan blogs, te aseguro que vas a encontrar muchos cursos y formación de pago que harán que avances y aprendas de una manera mucho más rápida a manejar y sacarle partido a tu blog personal o página. No quiere decir que esto sea obligatorio para todos nosotros, pero si das con los profesionales adecuados, darás un salto cualitativo con tu blog.

2.  Le dedicas poco tiempo. Estarás de acuerdo conmigo en que si le dedicas 15-20 minutos al día a tu blog, no llegarás muy lejos con él. No soy quien yo para establecer el tiempo necesario que debes invertir para mejorar con tu blog, pero estoy convencido que si le dedicas entre 1-2 horas al día (bien aprovechadas) a tu blog, al menos 4 días a la semana, los progresos con tu blog serán importantes. Aquí no vale eso de echarle un ratillo, hay que sacrificarse un poco si quieres ver cambios significativos.

3.  No te preocupas por mejorar y aprender por ti mismo. A parte de poder formarte con profesionales del mundo Blogging, también podrías preocuparte por empaparte por ti mismo de todo el contenido y material que hay flotando de forma gratuita por Internet. Hay gente a la que le gusta que le den todo masticado y que otros se dediquen a enseñarles a cómo hacer la cosas. En el mundo de los blogs, el ser autodidacta y preocuparte por buscar y exprimir la información que por ahí circula, es fundamental para el desarrollo y avance como blogger.

4.  Los blogs no son lo tuyo. Bueno, aquí quiero dejar bien clara una cosa; yo soy de los que están convencidos de que con trabajo y dedicación puedes aprender casi cualquier cosa y puedes hacer decentemente todo lo que te propongas. Pero al mismo tiempo debo ser sincero y reconocer que si tienes ese don o cualidad como algo innato en ti, tienes casi el 100% del terreno ganado. Hay personas a las que sacar adelante y mejorar sus blogs o páginas se les da de maravilla sin tener que matarse, y otros que por contra, por más que se sacrifiquen y echen toda la carne en el asador, no van a ninguna parte. Puede que tener un blog no sea lo tuyo…o lo mío 🙂 , ¿quién sabe?

5.  No hay un verdadero interés por aprender. Puede que lleves 4 años con el mismo blog y estés en el mismo punto que cuando comenzaste. ¿Te has parado a pensar en algún momento que igual no tienes ni el más mínimo interés por avanzar y mejorar? Igual tu blog es un mero pasatiempo al que le echas unas horitas a la semana y poco más; y el cual no te preocupa ni un pimiento. Sincerándome contigo, en algún momento me he hecho esta pregunta, me he sentido así, y es algo por lo que lucho constantemente para escapar. Yo lo tengo claro, no tengo un blog ni para perdir mi tiempo, ni mi dinero; mi objetivo es aprender, mejorar y avanzar en todo sentido. ¿Tu lo tienes igual de claro que yo? Me gustaría conocer tu respuesta…

Ahora como puedes ver, el vecino que toca la guitarra y la persona que tiene un blog tienen algunas cosas en común. Yo no quiero quedarme estancado con mi blog toda la vida en el mismo punto, como el primer día; quiero que mis canciones sean diferentes, que sea capaz de poner a la perfección todos los acordes, y que mi blog suene como la mejor de las melodías.

¿Quieres tu lo mismo para tu blog?

 

Mi Vecino Toca la Guitarra
Vota este post

2 Comments

  1. jony mayo 26, 2014
    • Darío Rivero mayo 26, 2014

Leave a Reply