Peligro, No Toques el Botón Equivocado

Bueno, como podrán ver, el blog no tiene muy buen aspecto, jejeje; quiero decir que he estropeado el diseño sin darme cuenta, o mejor dicho, dándome cuenta y siendo muy despitado. Escribo esta pequeña entrada como autoreflexión-consejo para todos aquellos que como yo, tienen un blog y de repente metes la pata y cometes un error, que puede salirte muy caro, a lo mejor no en términos de dinero, pero si en términos de tiempo y trabajo. En Octubre hablaba de la incopatibilidad de nuestra plantilla con algunos navegadores, comentando que la solución estaba en actualizar nuestra plantilla de WordPress, ahora es cuando me he comido este marrón propiciado por mí mismo…

El caso, es que días atrás, viendo  las opciones de apariencia en mi escritorio de WordPress, me di cuenta que había una nueva versión de la plantilla que utilizo, Response de CyberChimps; así que me dispuse a actualizarla de inmediato sin tener en cuenta las consecuencias que esto podía tener. ¿Resultado? Lo que ven; no es que el diseño del blog fuera impresionante, pero si había conseguido poner poco a poco varias cosillas, y acomodarlo a mis gustos. Había incluido los botones de Facebook en el sidebar, el botón de Pinterest, los últimos artículos, la suscripción hacia el blog…En fin, una serie de cosas, que me habían llevado cierto tiempo hacerlas, y que las había ido incorporando al blog en forma de plugins o códigos html por ejemplo.

Ahora, la página ha quedado totalmente desconfigurada respecto al diseño anterior, sólo quedan las entradas, jajajaja. No es que sea la ecatombe, y hasta me viene bien, para ponerme al día con el blog, y empezar a volver a dejar las cosas como estaban, mejorarlo, añadir nuevas cosillas, etc. Los plugins no los he perdido, por lo que sólo tendré que volver a colocarlos en el sidebar; además de poner bien la cabecera del blog, y algunas chorradas más. El costo de esto será tiempo y algún pequeño comedero de cabeza con cosas que no encuentre o no sepa como ponerlas.

En fin…

Moraleja: No toques el botón equivocado, antes pregúntate qué puede pasar (Así no perderás todo el trabajo que tanto tiempo te ha costado).

Fuente Imagen: skydmagazine

Peligro, No Toques el Botón Equivocado
Vota este post