Quien Mucho Abarca, Poco Aprieta

Quien Mucho Abarca, Poco Aprieta¿Has oído alguna vez este dicho? Quien mucho abarca, poco aprieta. Es una expresión que llevo oyendo desde que era un niño; la primera vez que la oí creo que fue en la voz de mi padre; y este refrán viene a decir que si queremos hacer muchas cosas al mismo tiempo, al final no haremos nada, o las que haremos, no estarán bien hechas del todo.

Llevo días, quizás semanas, o quizás desde siempre, dándole vueltas en mi cabeza al tema de la productividad, de ser productivo, por lo menos de una forma constante a lo largo del tiempo, es decir, no tener altibajos de épocas o momentos en las que puedo producir mucho o bien, y otras épocas en las que soy un verdadero caos y voy dando tumbos por la vida.

A lo mejor, lo que busco y no encuentro, es ser disciplinado con las tareas y actividades que hago o tengo a lo largo del día, sea en el campo que sea, profesional o personal; por poner un ejemplo, ser disciplinado y organizado durante todo el año 2013. No soy ningún experto en la materia, imposible,  ni tan siquiera tengo unos hábitos que me hagan rendir al máximo, o por lo menos, cumplir con las tareas, actividades y objetivos que tenga marcados para cada día, semana, mes, etc.

Por algún lado, alguna parte, o algún punto habré de comenzar, ¿no?; pero, ¿por dónde? Me siento algo perdido, busco información en estos días en otros blogs (El Canasto, David Cantone; ThinkWasabi…), pero no se por donde agarrarlo. Busco una guía, un manual o un simple post, que me ilumine y me haga empezar un camino, seguirlo, y no apartarme de él. Un punto de partida, algo básico que pueda empezar a hacer, y que poco a poco me vaya llevando a otras cosas.

No es que sea un desastre tampoco!! 🙂 En determinados momentos, o en determinadas actividades, soy bastante disciplinado, y saco hacia delante lo que me proponga, pero no es algo que sea capaz de mantener, e incorporarlo a mi vida, a mi día a día, durante muchísimo tiempo.

Vengo a escribir todo esto por lo siguiente, el propio título del post lo dice, quiero hacer muchas cosas al mismo tiempo, pero termino o por no hacer nada, o lo que hago, es hacerlo a medias o hacerlo muy pobre. Conciliar vida personal, trabajo, hobbies y otros aspectos, no me resulta nada fácil; las 24 horas del día se me hacen pocas, no me organizo, no hago las cosas que tengo en mente, no descanso bien, y así paso los días cadena que no tiene fin. Es como la pescadilla que se muerde la cola, y no consigues salir de lo mismo día tras día, resulta frustrante y agobiante.

Pero como quejarse no sirve de nada, sólo para seguir en la misma dinámica, lo conveniente es empezar por algo, olvidarte de todo, poner la mente en blanco, y hacer algo, aunque te equivoques y falles, pero hacerlo. He decidido empezar a escribir aquí algunos posts o pequeños artículos sobre Productividad. Ya sean opiniones, consejos, referencias a libros, escritores o expertos en la materia, blogs sobre Productividad….

El primero que utilizará lo que escriba seré yo mismo; lo que escriba serán cosas que me resulten útiles y que pueda ser capaz de aplicar a mi día a día, a mi vida. No voy a escribir sobre temas que no entiendo, no aplico o no me interesan, y que no pongo en práctica personalmente. Son cosas que quiero empezar a aplicar en un primer plano hacia este propio blog. He estado pensando que si quiero mantener vivo este blog, y atenderlo correctamente, de la forma que yo quiero, no puedo abarcar tantas cosas al mismo tiempo.

Ya el simple hecho de subir contenidos, de actualizar el blog, es en sí misma una tarea ardua, que en muchas ocasiones resulta imposible. Subir un artículo de calidad, que le interese a la gente, no es moco de pavo como se suele decir. He llegado a la conclusión de que si ni tan siquiera soy capaz de actualizar el blog a diario o al menos dos veces por semanas con artículos de calidad que atraigan a las personas, ¿cómo puedo ser capaz de encargarme del diseño del blog, del posicionamiento, de tener una página en Facebook, Twitter, Pinterest y compañía, y 10 cosas más? Tengo que ser sincero conmigo mismo, y darme cuenta que quiero abarcar mucho, y estoy apretando muy poco, quizás nada.

Tengo algunas decisiones tomadas respecto al blog, son básicas y sencillas, pero me van a quitar carga de encima, y van a hacerme centrar (si no me escapo!) en una de las cosas más importantes de un blog, si es que no es la más importante de ellas, el CONTENIDO. Os iré contando cuáles son, en qué manera afectarán al funcionamiento de ConseguirWeb, y cómo se traduce eso en resultados de todo tipo.

Un poco extenso este pensamiento, se que está muy desordenado, y para quien/es lo lea/n, aparte de mí, quizás no le encuentre/n ningún sentido práctico, o directamente ningún sentido. Para mí, y para muchas personas que luchamos por cambiar nuestros hábitos, de forma que repercutan en nuestras vidas y quehaceres, es posible que sí tenga algo de sentido.

Si quieren aportar algo más, algún comentario, pensamiento, apunte, o algún enlace interesante con información sobre productividad o por donde se puede empezar (también pueden dejar críticas!, jejeje), son libres de hacerlo; se les agradece!!

Termino con el dicho que sirve de título: Quien mucho abarca, poco aprieta.

Fuente Imagen:Sal y Queso

Quien Mucho Abarca, Poco Aprieta
Vota este post